PRESENTACIÓN NOVELA Jueves, Mar 3 2016 

CARTEL DEFINITIVO PRESENTACIÓN NOVELA BENIDORM

Anuncios

LOS EXTRAORDINARIOS CASOS DE TRISTANBRAKER 1900: El Estremecedor Caso de EL ÁNGEL CAÍDO Sábado, Ene 9 2016 

¡¡POR FIN LO QUE ESTABAIS ESPERANDO!!

¡¡LOS EXTRAORDINARIOS CASOS DE TRISTANBRAKER 1900. EL PRIMER LIBRO DE LA SAGA: EL ESTREMECEDOR CASO DEL ÁNGEL CAÍDO!!

El Ángel Caído

¡¡ALERTA A LAS EDITORIALES ESPAÑOLAS Y PARTE DEL EXTRANJERO!!

¡¡SEGUNDO LIBRO DE LA SAGA EN PREPARACIÓN: EL CURIOSO CASO DE LOS NIÑOS VERDES!!

Los Niños Verdes

 

¡¡TERCER LIBRO DE LA SAGA EN PREPARACIÓN: EL ESTIGMA DEL DIABLO!!

El Estigma del Diablo

SI OS INTERESA LA PARAPSICOLOGÍA; LA HISTORIA; LAS NOVELAS POLICÍACAS, DE ASESINATOS Y DE MISTERIO; LA ÉPOCA DE 1900; Y, SOBRE TODO, SI OS GUSTA LEER BUENAS OBRAS, OS RECOMIENDO QUE COMPRÉIS EL PRIMER LIBRO.  TELÉFONO ABIERTO: 659824147

 

PRÓLOGO

Estimados y queridos lectores, no sé si sabréis que mi nombre oficial es Alfonso Galán y soy el creador del mediático personaje de Tristanbraker.

Soy consciente de que este nombre es bastante singular, por lo que puede resultar difícil de olvidar, aún así, debo agradecer que después de tantos años muchos de vosotros sigáis recordándome, pues los nombres deben asociarse a personas.

Durante mucho tiempo me habéis estado pidiendo que escribiese o relatase las investigaciones de parapsicología en las que me he visto inmerso a lo largo de los años, por eso, debido a vuestra insistencia, un día decidí ponerme a escribir. El problema no radicaba en narrar mis investigaciones, sino como hacerlo para que resultasen atractivas para el lector. Se me ocurrió entonces la idea de crearme a mí mismo como personaje dentro de una novela, así que yo mismo sería el protagonista. De igual modo, pensé que resultaría más atractivo centrarse en la época de 1900, ya que por ese entonces estaba en auge el Espiritismo. A finales del siglo XIX muchos científicos importantes apostaron por el estudio de los fenómenos que en un principio denominaron raros o por los secretos que escondería la vida en el más allá. La Parapsicología surgió por la necesidad que tenían muchos de esos científicos de demostrar con hechos los denominados fenómenos espiritistas, los cuales se enmarcaban dentro del estudio de la Metapsíquica o investigación psíquica, pues todo aquel potencial con el que parecían adivinar o mover objetos provenía de la psique. El premio Nóbel William Crookes, notable físico y químico, fue el primero en realizar lo que hoy en día se conoce como investigaciones de campo. También fue miembro activo de la Sociedad para la Investigación Psíquica (Londres), que fue la primera asociación que se creó en el mundo con el fin de clasificar y registrar todos esos fenómenos clasificados como extraños.

La idea ya estaba cocinada, sólo faltaba ponerse a escribir para servirla. Y ahí fue donde me encontré con la mayor dificultad, pues finales del siglo XIX y principios del XX fue un periodo en el que la ciencia avanzó enormemente y se descubrieron muchos inventos. Por ello, tuve que ponerme a investigar exhaustivamente, ya que si el devenir de la novela transcurría en dicha época, Tristán Braker debía utilizar los medios que en ese momento pudiese tener a su alcance para poder hacerlo. Menos mal que Thomas Alva Edison ya había inventado el fonógrafo y los hermanos Lumière despuntaban con el cinematógrafo.

También me tuve que trasladar a ese período para crear el resto del decorado, pues los personajes comen, caminan, hablan y viven en las calles de Madrid del año 1900, momento en el que las condiciones higiénicas, urbanísticas, laborales y que hacen referencia a las distinciones entre clases sociales y de sexo, eran bien distintas a las de ahora; al igual que la medicina, la situación política y la policía, la cual, con los escasos medios de los que disponía y bajo presiones políticas, hacía lo que podía. Tampoco he querido olvidarme de ciertos personajes de renombre que por esas fechas por allí transitaban, algunos de los cuales permanecerán vivos a través de sus obras, su arte o sus descubrimientos por mucho que pase el tiempo. Me refiero a periodistas, literatos, pintores, científicos, artistas, toreros, políticos, compositores y un largo etcétera… Y ahí es donde entra en escena Karla María García, coautora de este libro. Sin ella nunca hubiese podido llevar a buen término este proyecto, pues ha sido quien se ha encargado de esa tarea además de ser una estupenda redactora y correctora, aunque también es muy creativa y su imaginación ha aportado grandes momentos de los que espero disfrutéis durante el transcurso de la lectura de esta novela de ficción realista.

Además, quiero agradecer enormemente el trabajo realizado por todas aquellas personas que, ya sea interesada o desinteresadamente, contribuyen a enriquecer internet con toda clase de contenidos e información. Sin ellos, esta obra no sería lo que es, pues estaría vacía de contenido. Por ello les doy las gracias y me enorgullezco de todas aquellas personas que utilizan esta herramienta para contribuir al avance de los pueblos a través de la potenciación de la cultura, la cual, hace posible que las personas sean más libres, menos influenciables y que tengan más oportunidades y confianza en ellos mismos, obteniendo como resultado de dicho esfuerzo el poder disfrutar de una vida más plena, armónica y satisfactoria.

Debo recalcar, que aunque la idea original se centraba en relatar mis investigaciones pero en otro tiempo, este propósito se evaporó como una gota de agua cuando le da el sol, pues no todas hubiesen cuadrado con la época, lo cual no quita que sean el germen que ha fraguado la obra subyacentemente. Pensé, por ello, que sería mucho más interesante centrarme en casos que perfectamente podrían haber sucedido haciendo uso tanto de mis extraordinarias dotes creativas como de las experiencias que he vivido en mis propias carnes en alguna de mis investigaciones… ¡Sólo cambia el decorado!… Aunque no os desilusionéis, puesto que si hay casos, como el del palacio de Linares y alguno más, que si se pueden adaptar a la época, y puesto que se trata de una saga, es cuestión de tiempo que estén en vuestras manos, aunque de lo que verdaderamente depende es de vosotros mismos, es decir, de lo que os gusten y de la aceptación que queráis que tengan. Dicha saga, Los Extraordinarios Casos de Tristanbraker 1900, contará con varios títulos, algunos de los cuales os adelantamos:

-Libro primero: El estremecedor caso de El Ángel Caído.

     –Libro segundo: El curioso caso de Los Niños Verdes.

Libro tercero: El Estigma del Diablo.

     –Libro cuarto: Súcubos e Íncubos (Los visitantes nocturnos).

     –Libro quinto: La leyenda del Palacio Maldito.

Deciros por último, que esta obra es el trabajo de dos personas que con mucho esfuerzo e ilusión han intentado escribir algo digno, coherente si no contamos con los incrédulos y escépticos, divertido y cierto en cuanto a documentación se refiere, por eso, nos gustaría pediros disculpas por anticipado por si hay algún fallo, error u omisión, pues por desgracia, por más que uno intente hacer las cosas lo mejor posible, siempre comete alguna equivocación.

¡Esperamos que disfrutéis y aprendáis con la obra!… Recibid un cordial y cariñoso saludo por parte de los autores:

 

                               Alfonso Galán & Karla María García.

 

 

 

 

Las Cartas del Tarot Jueves, Mar 31 2011 

LAS CARTAS DEL TAROT

 

Dedicado a los echadores profesionales de cartas de El Parque de El Buen Retiro de Madrid.

 

     A mi modo de ver las cosas, y debido a los años que he trabajado con las cartas del tarot, que han sido más de veinte, y los que me quedan, mi opinión es la de que un buen echador de cartas, tiene que tener siempre presente: La honradez, la profesionalidad, y ante todo, tacto, ya que debe saber como explicar al consultante lo que éstas manifiesten.

     ¡Señores!… ¡No se pueden decir burradas a los clientes!… Ni obligarles, aconsejarles o incitarles a que se hagan “trabajos”, “amarres” o cualquier picardía más de las tantas que hay en este mundo de nuestro Dios, que la mayoría de las veces, son de lo más denigrantes para cualquier ser y suelen ir en contra de la voluntad de alguna persona. Si esto sucede, nos encontramos ante un vulgar estafador que se ha comprado unos cuantos libros y se cree, que por saber hacer cuatro chapuzas, ha descubierto el negocio de las minas del rey Salomón. 

     ¡Cuidado con estos sujetos!… ¡No saben ni ellos mismos el terreno que están pisando!… ¡Las cartas no son lo que parecen y si se utilizan en beneficio propio pueden dar resultados desagradables que no nos podemos llegar a imaginar!…

     ¡Mucho cuidado, porque nos metemos en territorio comanche!…

     La verdad, es que a lo largo de mi vida si que he conocido a verdaderos videntes, pero puedo contarlos con los dedos de una mano y me sobran dedos. Los demás, para mi, son unos fraudulentos vividores de incautos y desesperados clientes, a los que les hacen toda clase de “trabajos” estafándolos vilmente, para luego, denunciarlos en las televisiones, ya que es la única vía que les queda a estos pobres e insatisfechos clientes.

     Sin embargo, puedo decir que la opinión que tengo sobre el colectivo de echadores de cartas del Parque del Buen Retiro de Madrid, es buena, y creo que puedo opinar, ya que he estado trabajando a su lado durante más de veinte años, los cuales, día tras días y durante todo el año, aunque haga frío, llueva, incluso nieve o haga un intenso calor, siempre se encuentran allí, sentados en sus mesas, por lo menos hasta hace unos años, ofreciendo un servicio para todo aquel que a bien quiera demandarlo.

     He de decir, que todos ellos llevan más de veinte años echando las cartas en este lugar y que yo sepa, aún no he oído que se haya producido ningún fraude o estafa. Para mi son profesionales muy cualificados para desempañar el trabajo que realizan, aunque como en todas partes, los hay buenos y muy buenos.

Juzguen ustedes….

                                                          TRISTANBRAKER.

Información sobre Tristanbraker Martes, Mar 8 2011 

COMUNICADO DE INFORMACIÓN SOBRE TRISTANBRAKER

 

 

     Desde hace tiempo, leo en muchos blogs de Internet que TRISTANBRAKER ha muerto, y sólo puedo contener la risa.

     ¡Queridos amigos, siento decepcionar!… Esta información es incorrecta y la verdad, no sé de donde la han sacado. En caso de haber pasado a mejor vida, ahora sería “Lázaro”, ya que habría resucitado. Y todo para responder a las injurias, críticas, idioteces y estupideces que muchas lenguas ignorantes han vertidos sobre mi persona.

     ¡Señores!… Les comunico que aún no me he muerto… ¡Ah!… ¡Y qué tengo cuerda para rato!… Aunque siento dar esa mala noticia a mis detractores. Espero que este dato no provoque úlceras de estómago y dé alguna idea a los directores de los canales de televisión, porque la verdad, creo que se encuentran desesperados por encontrar algo nuevo para alimentar sus programas. Últimamente tienen el trozo de pan en las manos, pero carecen de plato donde mojar…

  

PUNTO NÚNMERO 1.- 

     El nombre de TRISTANBRAKER es una creación imaginaria y propia, ya que no existía y nadie lo conocía hasta que mi persona apareció en los medios de comunicación. 

     Tristán – Braker es un nombre compuesto por: Tristán, de origen castellano y que significa “ruido”, y Braker, que en inglés significa “freno”… “El ruido que frena”, y se pronuncia: Tritanbreiker, cuyo escudo está formado por una T y una B de color blanco, con un lema que reza: SIN DESCANSO, en fondo negro. Y confieso, que transcurridos algunos años, me quedé “flipado” de la serie de nombres que han salido de este padre.

 

PUNTO NÚMERO 2.- 

     He de decir, y dejar bien sentado, que no me he sentido molesto en ningún momento por la utilización de mi nombre por parte de terceros, ya que pienso que de la buena cosecha se sacan las mejores semillas. Y creo que lo he conseguido, ya que presumo de tener algunos seguidores, los cuales superan en número a los detractores y eruditos, que sin tener ni idea sobre las investigaciones de parapsicología que he llevado a cabo durante más de veinte años, se atreven a hablar por boca de ganso.   

     Lo que si siento, es que muchos “internautas” montados en sus naves navegando por Internet desnortados e ignorantes, me cuelguen, sin ninguna base y sin justificación, la etiqueta de “Friki televisivo” o la de payaso.

     Siento decepcionarles una vez más. Nunca me he considerado “Un Friki”, porque a modo personal nunca lo he sido, no lo soy, ni tampoco pretendo llegar a serlo, pese a sus erradas opiniones, que por supuesto, son para mí de lo más respetables.

     En cuanto a lo de “payaso”… ¡Gracias de todo corazón!… ¡Para mí es un gran título!… ¡Y ojalá lo fuese, ya que ser capaz de conseguir arrancar una sonrisa a un niño o a un adulto, es algo maravilloso!…

 

PUNTO NÚMERO 3.-

     Lo que me ha impulsado a crear este blog, es mostrar, a todo aquel que quiera leerlo, todos aquellos aspectos relevantes sobre mi persona, ya sean capítulos de vida, detalles sobre mis investigaciones, aptitudes personales tales como mi afición por escribir cuentos y relatos o la de opinar abiertamente y sin censuras sobre el entorno social actual.

     ¡Espero que con todo lo que vaya publicando, podáis conocer al verdadero TRISTANBRAKER!… ¡A veces las cosas no son lo que parecen o lo que nos quieren hacer ver!…

     De todas formas, es importante decir, que no soy muy experto en esto de Internet, pero seguro que poco a poco iré mejorando.

 

                                                                  TRISTANBRAKER.   

                                               Sinceramente, tu incondicional amigo.

 

    

 

Aptitudes personales Sábado, Feb 26 2011 

Nació en Madrid el 4 de Septiembre de 1947, en el barrio de Lavapies. Es socio de La Sociedad General de Autores y Editores de España. Es compositor, músico, guionista, técnico de espectáculos y actor de La Unión de Actores. Durante un tiempo se dedicó a La Pintura, El Diseño, El Esoterismo y La Parapsicología, siendo reconocidas sus investigaciones en los medios de comunicación.

Su imaginación Histórica-Fantástica y creativa centra su obra en el 1800 por excelencia, provocando en el lector un hundimiento de toda su lógica o razón ante la visión de unos mundos insólitos llenos de irrealidades desconcertantes.