Dichos irónicos y sarcásticos Miércoles, Jun 22 2011 

DICHOS IRÓNICOS Y SARCÁSTICOS

 

174).- ¿A cuantas personas en este mundo cuando las ven, les preguntan que tal están, y éstos les contestan que se encuentran muy bien mientras tienen toda clase de males y desgracias?

175).- En España, pocas respuestas dan los gobernantes sobre la situación en la que se encuentran padeciendo los españoles ¿Será porque les vienen de raza, porque se lo han enseñado de niños o porque es lo que han aprendido en la Universidad?

176).- La crisis se ha hecho tan amiga de España que le ha prometido que se quedará con ella hasta el sesenta de Mayo del dos mil veinticinco.

177).- Mi situación en esta vida es provisional hasta que llegue el fin de mi existencia.

178).- Un hombre sin dinero en el mundo actual es un bulto sospechoso.

179).- La nieta de un dictador suele acordarse mucho de su abuelo, sobre todo en los tiempos que corren.

180).- ¿Tiene relación Poncio Pilatos, que se lavó las manos en la sentencia de Jesús, con las silgas del PP?

181).- La mujer de un amigo mío, un día le dijo a su marido que lo quería mucho, y éste, al momento, ni corto ni perezoso puso una báscula sobre la mesa y le contestó: ¡A ver, pésate para que vea lo que me quieres!   

182).- Hay un cierto programa en la televisión que tiene un aviso que reza así: Si tiene información de algún famoso póngase en contacto con nosotros…. ¡Pobre personaje al que le toque la china con tanto “jalador” que hay!

 183).- ¡Lo que no entiendo muy bien, es como hay gente que hablando por teléfono te dice que te ve muy bien!

184).- Si los españoles tuviéramos la religión del Islam, muchos de los que se mueren no podrían entrar en el paraíso por haber sido durante toda su vida unos cerdos.  

                                                                                                                                     CONTINUARÁ….

                  

Anuncios

Dichos irónicos y sarcásticos Viernes, May 13 2011 

DICHOS IRÓNICOS Y SARCÁSTICOS

111).- Para reflexionar:

          Desde hace un tiempo, los impactos más trágicos ocurridos en varios lugares del mundo, han sido marcados con el número 11.          

           Hagamos memoria:

  • 11 de Marzo.- Estación de Atocha. 191 muertos. Suman: 1+9+1= 11.
  • 11 de Septiembre de 2001. Torres gemelas. EE. UU.
  • 11 de Mayo de 2011 terremoto en Lorca. (Murcia).
  • 11 de Enero de 1933. Casas viejas. Fusilamientos.
  • 11 de Marzo de 2011. Terremoto de 8,9 en Japón.

          Me pregunto: ¿Que es lo que pasa, sobre todo, últimamente con el número 11?…

 

112).- ¿Por qué tanto los catalanes como los gallegos se comen letras en las palabras?…

 

113).- ¿Porque al honrado constructor conocido popularmente como “El pocero” no le quieren dejar salir del pozo?…

 

114).- ¿Nos encontramos en los primeros días del final de los tiempos?… ¡De momento, pocos indicios para tanto desperfecto, aunque cada vez más devastadores!… ¡La naturaleza pide justicia!…

 

115).- ¿Generación perdida la de los jóvenes españoles?… ¿O generación que hemos dejado echar a perder?… ¡Seamos justos!…

Dichos irónicos y sarcásticos Jueves, Abr 28 2011 

DICHOS IRÓNICOS Y SARCÁSTICOS


58).- En España sabido es que puedes encontrar la mejor cocina del mundo. ¡Y cierto es!… Mientras el presidente Zapatero le da pinchos morunos a Rajoy y éste con la boca llena no para de revolver la ensalada con todos sus ingredientes, llegan los segundos platos, que los confeccionan afanosamente los capitalistas. Los postres, con todas sus delicias, los que quieren llegar al poder y a los ciudadanos siempre les toca recoger la mesa. ¡Y además no les dan propina! 


63).- Un niño de lo más entusiasmado, llegando su padre a casa de lo más cansado de su trabajo, le exclamó; ¡Papá como me gustan las aventuras de Superman, las de Batman y las de El Capitán Trueno!…

       El hombre, muy fatigado, poniéndose serio se quitó la chaqueta, y arrojándola sobre el sofá le respondió:

    Mira hijo… De eso ya ha pasado mucho tiempo: Actualmente Superman, se encuentra en una residencia de ancianos, que a malas ya no la puede pagar y el hombre se encuentra como un higo.  A Batman, esta mañana al ir al trabajo, le he visto pidiendo a las puertas de un supermercado, y El Capitán Trueno, arrastra en sus carnes una artrosis galopante… ¡El único que se encuentra como un toro es tú padre y está loco por irse a su corral, a ver si puede dormir un poco!… ¡No sé si lo comprendes!…   


67).- Desde hace tiempo lo vengo pensando, y aún no entiendo lo que les ocurre a todos los chorizos, fraudulentos, terroristas y demás ganado, ya que cuando los meten entre rejas todos se ponen enfermos… ¿Por qué será?… ¿Quizá sea el agua de la prisión?…


72).- España es como un gran casino. Nos guste o no. Todos jugamos en él y siempre perdemos. La única que gana es la banca.


73).- ¿Sarcasmo o ironía?…

     Me encontraba en mi casa escribiendo mis tonterías y sonó el telefonillo. Abrí la puerta y pude ver como por las escaleras subía un hombre de avanzada edad. Le costó un gran esfuerzo subir, hasta tal punto que me angustié, aunque me hubiera molestado. Una vez frente a mí y con la lengua fuera me dijo: ¡Perdóneme!… ¡Creo que me he equivocado de puerta!… ¿Sabe usted donde se ha muerto doña Bárbara?…


Continuará…

Dichos irónicos y sarcásticos Lunes, Abr 18 2011 

DICHOS IRÓNICOS Y SARCÁSTICOS

12).- Franco nunca llegó a hacer una alianza con los portugueses por temor a que nos llamasen: españoles ilusos.


13).Anuncio caricaturesco y sarcástico que un día leí en un periódico: “Llevo más de cuarenta años acuchillando los suelos. Soy de lo más económico y rápido”.


14).- Un día una mujer le preguntó a su marido:

        ¿Cómo se llama nuestro dentista?… Es que me duele mucho una muela.

         El hombre, al oír aquellas palabras arrugó el ceño y no le contestó, porque a él sólo le quedaba un diente.


15).- Una mujer, un día obligó a su marido a hacerse un seguro de vida y desde entonces el hombre estuvo con la mosca detrás de la oreja.

       Tal fue el caso, que el hombre dejó de comer por temor a que su mujer lo envenenase, hasta que al final, falleció por desnutrición.


16).- ¿Sabes que han puesto el límite máximo de velocidad a ciento diez? -le dijo un amigo a otro.

          ¡Si, algo he oído!… Pero mejor hubiera sido que fuera a cien…

          ¿A cien?… –exclamó el otro.

         ¡Sí, amigo!… ¡Así todos iríamos “a cien” do el ridículo!…

 

                                    Continuará…

Dichos irónicos y sarcásticos Jueves, Abr 14 2011 

DICHOS IRÓNICOS Y SARCÁSTICOS

11).-                         El Ermitaño Solitario

Sarcasmo Sátiro Rural

(Este breve relato está dedicado a los psicólogos para que lo estudien en profundidad)


    En cierta ocasión, un hombre en un pueblo, señalándome unas preciosas montañas del Pirineo catalán, me relató que hace un tiempo vivía en ellas un solitario ermitaño que llevaba diez años viviendo en una pequeña y escondida cabaña en sus más profundos y frondosos montes.

    Me aseguró que el hombre, ya de avanzada edad, era muy feliz pese a su aislada soledad, ya que durante estos años no había mantenido una conversación con nadie.

    Era libre, como el aire mañanero en su prisión natural. Tenía todo lo que un ser humano puede llegar a soñar.

    Su pequeña huerta, dos o tres gallinas aquí y allá, fuego para pasar las noches invernales calentándose, un camastro  y viejos libros llenos de polvo…

   ¡En pocas palabras, todo lo que un ser humano puede llegar a desear en esta vida! Lo único que ansiaba con todas sus fuerzas era tener comunicación, como la que todos tenemos con nuestros semejantes. ¡Tan sólo eso le faltaba!

   -Y mire usted por donde… –me dijo quien me hablaba-: Fue en un día, que era Sábado… ¡Que digo leches!… ¡Ya se me va la cabeza!… ¡Domingo!… ¡Si!… ¡Era domingo!… ¡Me acuerdo porque también fue el día en que Dios descansó!…

   Bueno, pues fue entonces cuando se encontró en el monte con un hombre que paseaba, el cual estaba hasta los mismísimos de su cotidiano trabajo, de la ciudad, de sus obligaciones como padre, marido, hipotecas, del IRPF ese y de todos los demás cantares. ¡Y oiga! Visto desde lejos parecía que echaba chispas. Fíjese como sería la estampa que hasta los guardias forestales temían por la floresta. Aquel tipo era una verdadera reliquia de las modernas civilizaciones que hoy en día existen en las ciudades…

    Pues bien, a buenas o a malas, como le digo, se encontraron. Al ermitaño, al verlo, se le iluminaron los ojos pensando que por fin podría hablar con alguien y acercándose a él muy sonriente le dijo con tono amable:

   -¡Hola hombre!… ¿Cómo estás?… ¡Encantado de verte!… ¿Qué es de tu vida?… ¿Quieres fumarte un poco de menta?… ¡Es muy bueno para los pulmones y además es lo único que puedo ofrecerte!…

    El hombre, que estaba más quemado que la pipa de un pastor y tenía cara de venganza, ya que según parece estaba buscando al culpable de todos sus males, por lo que lo miró con desprecio pensando que estaba loco y le contestó con voz airada:

   -¡Perdone señor como se llame, uno, que sepa, no ha tenido el gusto de dirigirse a usted y además no le he pedido nada!… ¡No sé si me explico!…

     El ermitaño, se quedó un tanto retraído ante la imprevista respuesta que sus oídos habían escuchado y al instante le respondió amablemente:

   –¡Hombre, nada más cortés me parece invitar a un buen mozo como usted a fumarse un poco de menta!…

     El hombre, rechinando los dientes, cuyo sonido se podía oír, dio una fuerte patada a uno de los árboles y encarándose con el ermitaño le dijo en un tono bastante desagradable:

  -Mire señor “bosquero”… ¡Lo único que quiero es pasear y descansar, estoy harto de la gente, de los coches, de las motos, de mi despacho y hasta de la madre que parió a mi mujer!… ¡Y no me faltaba otra que encontrarme con un tío rupestre y plasta como usted que viene a darme la brasa!… ¡Esto es horrible y además me está volviendo loco!… ¡Vamos, que no le puedo aguantar!… ¡Y no me venga a tocar más las bolas con esa mierda de la menta!… ¡Con todos mis respetos váyase a la mierda!… –se paró en seco haciendo un silencio y remató-: ¡No!… ¡A la mierda no!… ¡Váyase a la mismísima mierda con su menta de los huevos!…

    El hombre, de lo más cabreado, comenzó a caminar por uno de los senderos con paso rápido hasta que desapareció.

    El ermitaño, de lo más perplejo y pasmado agachó la cabeza y comenzó a caminar mientras que sus ojos miraban a la tierra del camino, y para si mismo exclamó:

    -¡No entiendo nada de nada!… ¿Qué será eso de ser un plasta o darle la brasa?… – y sin parar de caminar, al cabo de unos pasos añadió-: ¡Me temo que voy a tener que esperarme a otros diez años más para poder encontrar a otro que me hable y me explique lo que es eso de la plasta y la brasa!…


                                                                  Continuarán….

Dichos irónicos y sarcásticos Sábado, Abr 9 2011 

DICHOS IRÓNICOS Y SARCÁSTICOS.

 

6).- Un día una mujer le preguntó a un amigo suyo ciego: ¡Oye Juan!… ¿Has visto pasar por aquí a Luis esta mañana?…


7).- ¡Me voy a cambiar de pueblo!… Le dijo un hombre a un conocido suyo encontrándose muy enfermo.

Y éste, sin saber medir sus palabras, le contesto:

No me cabe la menor duda, creo que va a ser lo mejor para ti…

¡Y al cabo de unos días el hombre se murió!…


8).- Un padre dice a su hijo pequeño: ¡A la niño, vete a hacer los deberes!…

Al momento, éste le contestó con su inocencia infantil: ¡Si papá, iré a hacerlos!… ¿Y tú ya los has hecho?…


9).- Un buen día, mi vecino se compró un perro de la raza Caniche enano. Transcurridos unos días colocó en la puerta de su casa un cartel, en el cual ponía: ¡Cuidado, perro muy peligroso!…

Sin ánimo de ofenderle y sin ninguna maldad, no me pude contener la risa y le dije:

Pero amigo, como es posible que un perro tan pequeño pueda ser tan peligroso como pones en el cartel.

Éste, tras oír mis palabras se sonrió y me respondió:

¡Si, efectivamente!… Es un perro muy pequeño, pero tiene Sida…


10).- Cuando comience a aparecer la sequía de la gasolina, más de uno va a ser consumidor adicto de los tubos de aspirina.


Continuará….

Dichos Irónicos y Sarcásticos Miércoles, Mar 23 2011 

DICHOS IRÓNICOS Y SARCÁSTICOS.


1).- Un amigo mío, un tanto raro, tuvo a mal de poner por nombre a su perro: “Hijo de perra”.

Lo curioso del caso, era que cuando lo llamaba con la vozarrona que tenía, la gente, al momento, volvía la cabeza.


2).- ¿Oye papá?… ¿Es verdad que los niños vienen de París?… -le preguntó un niño a su padre. ¡Sí, es verdad! -le contestó. ¡De ahí vienen, de París!…

El chiquillo se quedó pensativo y le volvió a preguntar: Entonces, ¿por qué muchos no vienen?…

El padre, ante la pregunta, arrugó el ceño y le respondió: Pues porque muchos no tienen papeles y no los dejan pasar en la frontera.


3).- Don Julián era un hombre de lo más serio y respetado por todos y siempre decía que “apoyaba” mucho a su mujer. ¡Y no le faltaba razón! Pues tan sólo tenía seis hijos, por eso decía que a todas las mujeres había que “apoyarlas”.

Sus convecinos, que tenían muy pocas luces, malentendieron sus palabras tomándoselas al pie de la letra, y desde entonces, comenzaron a llamarle “El ciervo”.


4).- Un día, mi vecina del piso de arriba se enteró de que yo tenía gallinas, y llamando a la puerta, me dijo:

Oye, ¿tienes huevos?…

Al momento, tras lo oído, me sonreí, y siguiéndole el hilo le contesté:

¡Si, claro que los tengo!… ¡Y bien gordos!…

Mi vecina, ante mi respuesta, comenzó a ponerse colorada pensando en las palabras que había pronunciado y, tras darle lo que había venido a buscar, se marchó escaleras arriba.

Transcurrida una semana, la mujer llamó nuevamente a mi puerta y tras abrirla me dijo: ¡Hola!… ¿Me podrías dar una docena de huevos?…


5).- Cierto día, un conocido mío aparcó su autocaravana cerca de la playa. Al encontrarse relajado y en su salsa, pensando en hacer noche en aquel lugar, se bebió unas cuantas cervezas hasta encontrarse en plan estupendo.

Un rato después, un coche patrulla de la guardia civil se acercó al lugar y bajándose del coche, uno de ellos le dijo:

Señor, aquí no puede ni aparcar ni pernoctar, tiene que menear su autocaravana…

No pude evitarlo, y según me lo dijo, le contesté:

Mire señor agente, me he bebido algunas cervezas y por tanto, no me atrevo a menearla, y sacando las llaves del bolsillo mostrándoselas al agente, remató:

¡Si usted quiere me la puede menear, porque yo habiendo bebido no la meneo!…

Al momento, al agente arrugó el ceño, mientras que su compañero no paraba de reírse.

Finalmente, el civil también sonriéndose, le respondió:

¡Esta bien señor!… Cuando se encuentre en condiciones para hacerlo, menéela, ya que nosotros no se la podemos menear…

Dichas estas palabras, el coche patrulla de los guardias abandonó el lugar.


Continuará….